Quito.- El Registro Civil de Ecuador ha hecho saber a la ciudadanía que rechazará a partir de ahora la inscripción de niños y niñas con nombres estrambóticos, típicos en la provincia de Manabí, donde hay quienes se llaman Espíritu Santo, Hitler, Coito e incluso Conflicto Internacional.

La costumbre de imponer peculiares nombres no sólo afecta a los habitantes, sino también a los poblados, por lo que existen zonas llamadas Cagafuego, Dos Culos, Moja Huevo, Estero Maricón, El Pueblo Arrecho o El Placer del Culo, entre otros que figuran en los libros del Consejo Provincial.

"Las restricciones para los nombres recién las tenemos desde hace algunos años. A veces nos ha tocado explicarles a las personas, por lo general del campo, que Exquisita Pílsener, Victoria Apretada o Perfecta Circuncisión ya no se estilan en la actualidad', dijo el director del Registro Civil en Portoviejo, Enrique García.

Entre los argumentos para poner los nombres extravagantes figura el hecho de que así se llamaban los abuelos o un familiar lejano.

"Casi siempre terminamos ganando. La finalidad es no crear resentimientos en los futuros adultos", dijo al diario La Hora, que señala que Everguito Coito Ponce Saldarriaga, de dos años de edad, sólo se ríe con quienes repiten su nombre como si fuese un chiste.

El pequeño podría seguir el ejemplo de Cemento Rocafuerte Preciado, o Autoridad Portuaria Centeno, quienes al cumplir 18 años y hacerse mayores de edad, cambiaron sus nombres por considerarlos ofensivos.

La legislación ecuatoriana insta a que no se falte al respeto a la dignidad de las personas al ponerles el nombre.

El psicólogo clínico Marco Salazar anota que el cambio de nombre de una persona es una cuestión de madurez y aceptación, pero reconoce que para alguien "normal" no será fácil vivir con nombres como Conflicto Internacional Loor, Cabalgada Deportiva Santana, Puente Vacacional Andrade o Calcomanía Aeropajita Cedeño.

Para Pablo Borda, sacerdote de la sociedad de San Pablo, la única excepción que debe haber en los nombres es la que concierne a la religión.

Según él, "el nombre del Señor Jesucristo tiene que evitarse. Sobre todo cuando las páginas de crónica roja de los periódicos están llenas de casi acusaciones contra él".

"Ya es frecuente escuchar que Jesús mató, robó o violó. Esa forma de mancillar algo tan sagrado tiene que terminar", subrayó.

En el Registro Civil de Portoviejo reposan actas con nombres como Normandía, Espíritu Santo, Cristóbal Colón, Aquiles Machuca, Tissot, Clavelo, Semen, Funcionario Severo, Espléndida, Vespertín, Carpulina, Condorazo, Ruthalia, Wover, Rosula y Ediciocleciana.

Además, Blanca Nieves, Voltaire, Edilia, Glay, Emigdi, Ilisión, Cruzcaya, Cevisne, Quinidio, Neuresdin, Newton, Ringo y Afrodita, que se pueden encontrar en poblados con nombres no menos peculiares.

En Manabí hay localidades o haciendas llamadas Tripa de Pollo, Piojito, Las Pulgas, La Cuca del Ratón, Pata de Pájaro y Río Burro, entre otras perlas.
Fuente: EFE

Tomado de: L'Absurd Diari