Jorge Ortiz:
Al parecer lo dicho por Carlos Vera es verdad, Jorge Ortiz no vuelve a la pantalla chica por el momento. Quizás este miércoles aparezca nuevamente en Teleamazonas pero me temo que no; lo cual es una pena en verdad ya que en TV al menos no existe una voz crítica que nos ayuda a pensar, que nos ayuda a ver mas allá en el ámbito político.



No es solo que perdemos a la voz crítica en la TV, la ciudadanía pierde un espacio más en esta "pelea" entre los de arriba y los de abajo.

Ahora en las mañanas se me es, personalmente mas difícil ver un canal donde se digan "las plenas", donde no se tenga pelos en la boca; en donde exista un entrevistado y un entrevistador y no solo un monologo gobiernista.

Es dura está perdida, muy dura en verdad; muchas personas, odiadoras "de los de arriba" o "de los de siempre" o simplemente "de los más capaces" estarán felices ahora; bien por ellos y si poco visión, su corta manera de pensar.

Alfonso Reece D. este día lunes ha escrito un editorial a 'El Periodista', lindo en verdad, donde nos presenta al Jorge Ortiz que no se conoce, aquí un fragmento del mismo:

No, no puedo creer que se refieran de esa manera a una de las personas más cultas e ilustradas que he tratado. Con el Jorge Ortiz que conozco se aprende todo el tiempo sobre literatura (siempre ha leído el libro con el que trato de sorprenderlo), gastronomía, fútbol, toros, viajes, religión y, por supuesto, ¡y a qué nivel!, de política, historia y filosofía. Mi amigo es un hombre sensible, tímido y modesto.

Le gustan las corbatas, pero es discreto en el vestir. Los carros le tienen sin cuidado (por eso anduvo décadas en un viejo cacharro, hasta que Alguien lo hizo desaparecer por el puro afán de fastidiarlo). Su posición económica es acomodada, pero no le sobra nada, ni propiedades ni rentas. Su intimidad la preserva exquisitamente, al punto de que puedo decir que, a pesar de nuestra cercanía, conozco muy poco de su vida privada. Sus grandes placeres son la lectura y la conversación, de los cuales saca impresionante provecho.


Sin temor a equivocarme termino diciendo que no se ha perdido a Jorge Ortiz periodista, se ha perdido mucho mucho mas que cada mañana enriquecía a todo un país.