La Hueca:
Va un tigre por la selva en un día domingo, paseando en muy buena onda, queriendo conversar con todo el mundo.

De pronto se encuentra con un conejo y el tigre le dice, "Señor conejo, qué gusto de verlo, venga y converse un rato conmigo."



El conejo lo mira asustado y le dice, "¿Estás loco? Yo sé que tú me vas a comer." Y sale corriendo.

El tigre sigue su camino alegremente, y de pronto se encuentra con una jirafa, y le dice, "Señora jirafa, venga siéntese a mi lado y conversemos amigablemente y le prometo que no la comeré." La jirafa sale arrancando mientras le grita, "Tú me vas a comer, chaooo."

El tigre se comienza a preocupar y se dice que hará lo imposible para convencer al próximo que encuentre de que no lo va a comer y sigue caminando, cuando en lo alto de un árbol ve a un monito que está comiendo plátanos, levanta la cabeza y le grita, "Hola monito ¿como estás, qué gusto de verte, por qué no bajas y conversamos un rato? Te j! juro por mi madre que no te voy a comer"

El mono se lo queda mirando y le dice, "Nooo tigre, tú me vas a comer, siempre es así."

El tigre insiste, "Qué quieres que haga para convencerte monito, dime, estoy dispuesto a todo."

El mono le dice, "Haz algo que me dé seguridad."

El tigre comienza a amarrarse mientras le dice, "Como puedes ver monito me estoy amarrando para que tengas la certeza de que no te voy a comer, ¿lo ves? Ahora puedes bajar, estoy inmovilizado. "

"El mono lo mira y comienza a bajar temblorosamente. El tigre le dice, "Ya no tengas miedo monito, mírame cómo estoy".

Y el monito le dice "No es por miedo que tirito, sino por la emoción, es LA PRIMERA VEZ QUE ME VOY A COGER A UN TIGRE."

Technorati Tags: ,