Bicentenario del Primer Grito de Independencia:
Opinión de Diario HOY:

Este día, se celebran los 200 años del Primer Grito de Independencia, la gesta de los patriotas quiteños que destituyeron a la autoridad española y organizaron un Gobierno propio, autónomo.



Esta acción representa el primer paso del proceso de emancipación de la patria dentro de la etapa de las luchas por la independencia en la América hispánica, luchas que, a lo largo del primer cuarto del siglo XIX, marcarán el fin del dominio español y de los siglos coloniales.

Fue un movimiento precursor, refrendado con la sangre de los patriotas asesinados el 2 de Agosto de 1810, y el antecedente de la lucha libertadora ulterior, la cual cuenta con eslabones esenciales como la independencia de Guayaquil el 9 de octubre de 1820, y culmina con la victoria de Pichincha, el 24 de mayo de 1822, con la que se sella la independencia de España de lo que hoy es el Ecuador.

Tanto la gesta del 10 de agosto de 1809 cuanto todo el proceso libertador son posibles por la confluencia de múltiples actores y grupos sociales, locales y regionales. Una mirada histórica más amplia, entonces, supera la visión parroquiana con pretensiones de atribuir méritos iniciales exclusivos a una región y restarlos a otra.

En la denominación de Quito se incluía la amplia unidad territorial que constituyó la Real Audiencia y en la que se iría gestando una germinal conciencia de unidad nacional que, en el siglo XVIII, se refleja ya en la obra de nuestro primer historiador, Juan de Velasco, o los mapas y estudios del geógrafo Pedro Vicente Maldonado por la definición de las coordenadas temporales y espaciales propias y distintas de lo que fue la Audiencia de Quito y que, desde 1830, será el Ecuador.

El Bicentenario es una celebración de toda la patria.

La denominación de Quito Luz de América continúa siendo una vocación de todo el Ecuador hacia la defensa de los grandes ideales de libertad, unidad e integración.