Radio Serenidad:
Hubo un tiempo en que la humanidad se reconocía como parte de la naturaleza. Soñar y despertar eran realidades inseparables; lo natural y lo sobrenatural estaban fundidos. La gente usaba imágenes de la naturaleza para expresar esta unidad y para inspirar un tipo de experiencia transpersonal.

En el pasado, los shamanes, papas y papisas eran los sostenedores del conocimiento sagrado de la vida. Estos individuos estaban atados a los ritmos y fuerzas de la naturaleza. Eran capaces de caminar en los límites que conectaban el mundo invisible con el mundo visible. Y ayudaban a la gente a recordar que los arboles son divinos y que todos los animales hablan a quienes escuchan. Se realizaban diversos rituales para conectarse con los espíritus de los animales y la naturaleza. Aunque estos rituales parezcan primitivos para las mentes racionales de las sociedades modernas, no dejan de ser poderosos hoy en día. Y las leyes que los gobiernan, físicas y espirituales, son igualmente viables. No podemos separar lo físico de lo espiritual, lo visible de lo invisible. Este principio nos da el medio para resolver muchas paradojas oscuras y el secreto escondido de la naturaleza. Es por esto que el estudio de los Tótems de la naturaleza es esencial para comprender cómo lo espiritual se manifiesta en nuestra vida natural. Un Tótem es cualquier objeto natural o un animal a cuya energía o fenómeno nos sentimos cercanamente asociados durante nuestra vida. Podemos usar imágenes de animales y otros tótems de la naturaleza como un medio para aprender sobre nosotros y el mundo invisible. No tenemos que creer que estas imágenes o tótems son seres de gran inteligencia, pero son poderes arquetípicos que residen detrás de las manifestaciones de la naturaleza. Estos arquetipos tienen sus propias cualidades y características que se reflejan a través de comportamientos y actividades de animales y otras expresiones de la naturaleza. Cuando prestamos atención o reconocemos un tótem de la naturaleza, estamos honrando la esencia que yace detrás del mismo. Nos abrimos y nos sintonizamos con su esencia y luego podemos usarlo para comprender las circunstancias de nuestra vida con mayor claridad. Los Tótems de la naturaleza, especialmente animales, son símbolos de tipos de energía específica que estamos manifestando y con los que nos alineamos en nuestra vida. El animal se convierte en un símbolo de una fuerza específica del mundo invisible y espiritual que se manifiesta en nuestra vida. Las características y actividades de esos tótems revelan mucho sobre nuestros poderes y habilidades innatas. Al estudiar el tótem y aprender a fundirse con el, seremos capaces de invocar a su energía cuando la necesitemos.

Los animales terrestres han tenido siempre un simbolismo fuerte asociado con el lado emocional de la vida, a menudo reflejando cualidades que necesitamos superar, controlar o expresar de otra forma. También son símbolos de poder asociados con los reinos invisibles. Los pájaros a menudo se los considera símbolos del alma. Su habilidad para volar refleja la habilidad dentro de nosotros para elevarnos a nuevos niveles de conciencia, haciendo un puente entre la tierra y el cielo. Cada pájaro tiene características particulares, pero pueden utilizarse para estimular muchas ideas e inspiraciones. La vida acuática también puede ser un tótem. El agua es un símbolo ancestral del mundo astral y el elemento creativo de la vida. Puede simbolizar una guía para expresiones específicas de intuición y creatividad. Pueden reflejar el lado femenino de nuestra esencia. Los insectos también pueden ser tótems. Desde la abeja de la fertilidad en los mitos egipcios, hasta la mantis de África y los muchos cuentos de la mujer araña que creo el universo, todos tienen un lugar dinámico dentro del esquema espiritual de la naturaleza.

Aunque nosotros estemos ahora desconectados del simbolismo de los animales en nuestras vidas y que consideremos que no tienen nada que decirnos, muy a menudo suceden cosas inusuales con ellos que nos pueden hasta asustar. Cuando estaba en la universidad, alejada del hogar, un buen día, al salir a comprar algo de comer, un pájaro negro me atacó. Nunca antes me había sucedido algo así. Pensé que seguramente vio algo en mi cabeza y por eso se me vino encima. Fui a la tienda a comprar pensando que no se repetiría el asunto y al salir de ahí, el pájaro volvió hacer lo mismo. Ahí si me asusté y me pregunté que estará pasando. Poco después de eso recibí una llamada de la casa de mis padres en la que me informaban de la muerte de un tío. Ahí me di cuenta de que el pájaro me quería dar un mensaje. Pasaron algunos años y una vez, como nunca antes, una noche, escuche a un gato llorar como un bebe. Lloraba desconsolado y no sabia de donde salia ese chillido. Fue muy angustioso. Dos días más tarde me enteré que una amiga había muerto justo a la hora en la que el gato berreaba. También recuerdo que cuando regrese al Ecuador, luego de mis estudios, en el departamento en que iba a vivir, que estaba vacío, a los poquísimos días de haberme mudado, empezaron a aparecer una serie de alacranes por todo lado. Conociendo su simbolismo ya para ese entonces, acepte su mensaje, y poco después ya no volvieron. Interesantemente, mi hermana vivía en un segundo piso y la noche que inicio las contracciones de su primer bebe, apareció muy inusualmente, un alacrán en su cuarto. Al verlo ya sabíamos que significaba que su vida cambiaría completamente, que había que dar muerte al estilo de vida que llevaba hasta ese momento. Y así, los animales se presentan en sueños de la misma forma para darnos sus mensajes. Sino que generalmente no prestamos atención y no intentamos abrirnos para comunicarnos con ellos. Para entender el mensaje de los animales no solo que necesitamos abrirnos a conectarnos con ellos sino que necesitamos aprender a observar su comportamiento. Detrás de su comportamiento encontraremos la energía arquetípica que nos transmiten. Es mas, cada animal puede tener varias características y nosotros nos podemos identificar con una o varias de esas cualidades. Y para comprender más sobre el poder de los tótems pueden ver la película Brother Bear o Tierra de Osos, ahí, al joven Kenai le otorgan el tótem del oso y el lo rechazo porque no se identificó con el mismo pero luego descubrió toda una vida de amor a través de su tótem.

Los nativos de las Américas han usado lo que se llama la medicina de los animales. Según Jamie Sams y David Carson, para comprender el concepto de medicina en una forma nativa, habría que redefinir "medicina". La medicina nativa de las Américas abarca toda una forma de vida que envuelve caminar en la Madre Tierra en perfecta armonía con el Universo. Las criaturas o animales que nos acompañan en el plano terrestre, exhiben patrones de hábito que transmiten los mensajes de sanación a cualquiera lo suficientemente astuto para observar las lecciones en su forma de vida. Los preciados regalos de la verdadera medicina son gratis. Cada lección esta basada en una idea o concepto principal aunque cada animal tiene muchas lecciones que darnos y todas esas lecciones son poderes que se pueden invocar. Cuando invocas el poder de un animal, estas pidiendo entrar en completa armonía con su fortaleza esencial. Comprender a estos hermanos y hermanas del reino animal es un proceso sanador y debe ser enfocado con gran humildad e intuición. Las lecciones de ser humanos, involucra aprender a ser vulnerables y a buscar la totalidad con todo lo que es. Es parte del camino hacia el verdadero poder. El poder yace en la sabiduría y la comprensión del papel que uno juega en el Gran Misterio y en honrar cada cosa viviente como un maestro. Las lecciones enseñadas son eternas y una vez que se acaba el aprendizaje, también se acaba la magia y la vida. Cuando se aprende a invocar la medicina de una persona, criatura o fuerza natural, uno debe mantener una actitud de reverencia y estar dispuesto a aceptar la asistencia. Por ejemplo, los niños nativos saben que si se pierden, pueden invocar la medicina de sus padres. Esto da al niño la fortaleza de los padres, aun cuando no estén presentes. Los padres sentirán el llamado de esta necesidad de sus hijos, y a menudo pueden ver a través de los ojos de los hijos para determinar su ubicación. Este tipo de poder viene de la idea de unidad, y de que cada ser tiene dentro de si un parte de otros seres. Esa es la ley de unidad. También se puede invocar el poder o la medicina de un animal cuando se requiere talentos específicos, debido a que todas las cosas en el universo tienen el mismo bloque constructor, o sea, el átomo, y es relativamente seguro asumir que todos nos comunicamos a través del común denominador de cada átomo, que es la fuerza creativa o el Gran Espíritu que vive dentro del Gran Misterio. Es la enseñanza de estas verdades que llevo a la gente nativa a una comprensión, y de la misma manera pueden abrir una puerta para ti.

La humanidad ha perdido ese lazo instintivo con los ritmos y los patrones de la naturaleza, y con eso ha perdido la realidad de la magia. La naturaleza trata de enseñarnos todos los días que todas las formas de vida nos pueden enseñar algo. Al escuchar a la naturaleza nos damos cuenta que la creación mágica es la fuerza de vida inherente en todas las cosas. Los seres espirituales, sea en forma de santos, ángeles, contactos ancestrales, hadas y elfos, o tótems, llenan nuestros mitos y escrituras antiguas. Cuando las creencias son tan universales como estas, alguna credibilidad se debe dar. Tienen muchas funciones en el planeta. Nos ayudan a reconocer nuestras propias habilidades, nos apoderan y protegen. Sus energías pueden usarse para sanar, inspirar y crecer. Muy a menudo nos comunicamos con estos seres y tótems a través de la imaginación. Mucha gente cree que la imaginación es irreal y nada puede estar más lejos de la verdad. La imaginación es el poder de la mente para crear y trabajar con imágenes. Es esta habilidad la que nos puede abrir a otras dimensiones, asistirnos en sanar y en descubrir conocimiento perdido además de abrirnos a visiones superiores y hasta profecía. A través de la imaginación creativa comenzamos a ver las energías espirituales que nos rodean y que intercambian con el mundo físico. Lo que consideramos imaginación es una forma de realidad en niveles que están más allá del mundo sensorial normal. Esto es diferente de soñar despierto, pues para entrar en contacto con la imaginación creativa necesitamos aprender a relajarnos y entrar en estados alpha o superiores de tal manera que nos abrimos a la vastedad de posibilidades en el mundo interior. El estado alpha es un estado relajado de nuestro cerebro y está determinado por la frecuencia que éste emite entre 7 a 14 ciclos por segundo. La ventaja es que en este estado es mucho más fácil comprender y asimilar nueva información e inclusive permite modificar comportamientos y ver con mayor profundidad y claridad lo que sucede en el mundo interior que además se conecta con dimensiones espirituales. La frecuencia cerebral es la energía eléctrica que produce el cerebro a manera de oscilaciones de tensión. Los ritmos de esta energía se miden en ciclos por segundo. Aproximadamente de 30 a 40 CPS se refiere a ondas Gamma que se da cuando una persona entra en estados histéricos y de pérdida de control de la propia personalidad. De 30 a 14 CPS estamos en el estado Beta que es el estado de vigilia, cuando estamos despiertos y tenemos acceso al razonamiento lógico, recuerdos automáticos, conversaciones habituales y es donde pasamos la mayor parte del tiempo. De 7 a 14 estamos en estado Alpha que está en medio de "consciente" e "inconsciente", es el puente perfecto entre mundos. De ahí tenemos el estado Theta que funciona de 4 a 7 CPS y el estado Delta que funciona de 4 para abajo y generalmente sucede cuando estamos dormidos.

Cuando realizamos meditación o las introspecciones guiadas entramos en estado alpha y por eso sucede a menudo que aquellas cosas que queremos ver cuando estamos en nuestro estado de vigilia, cambian cuando entramos al estado alpha. Aquí la conciencia se relaja, lo cual facilita la inspiración y la asimilación rápida de los hechos, debido a que participan en el aprendizaje los dos hemisferios cerebrales. El hemisferio izquierdo que es el lógico y racional, realiza todas funciones que requieren un pensamiento analítico. Es lineal, sucesivo y secuencial; avanza paso a paso, recibe la información dato a dato y procesa en forma lógica, casual, discursiva y sistemática, algo así como una computadora donde cada paso depende del anterior. Este hemisferio organiza los datos como si fueran piezas de un rompecabezas. Y tenemos el hemisferio derecho que sería el inconsciente e intuitivo y capta directamente lo esencial de las cosas sin necesidad de análisis o razonamiento. Posee una visión intelectual sintética y simultanea de muchas cosas. La velocidad procesadora de ambos hemisferios es totalmente diferente. Mientras el hemisferio izquierdo procesa apenas unos 40 bits (unidades de información) por segundo, el hemisferio derecho procesa entre 1 y 10 millones de bits por segundo y de ahí la importancia de las ventajas que ofrece el uso del hemisferio derecho.

Entonces, la imaginación creativa o guiada funciona en estados alpha mientras que soñar despiertos funciona en el estado beta y ahí radica la diferencia entre estas funciones de la imaginación. En relación con el tema de los tótems, por lo general, suelen ser animales salvajes y nosotros no los escogemos a ellos sino que ellos nos escogen a nosotros. Mucho creen que pueden escoger al azar un animal y empezar a comunicarse con él. Usualmente el ego interviene en el proceso y no permite la fluidez del vínculo con el animal que realmente necesitamos. Esto sucede porque las personas suelen escoger el animal que les parece más atractivo y poderoso en vez de lo que sintoniza con cada persona. Hay que recalcar que ningún animal es mejor que otro. Cada animal tiene sus propias habilidades y medicina. Por eso hay que dejar que el animal venga a uno. Luego de eso hay que desarrollar una relación con su tótem. Recuerdo que luego de encontrarme con mi tótem, realice un proceso de crear su mascara y su nombre fue tan importante que luego nombre a un perro que tuve con sus cualidades con el mismo nombre de mi animal. Luego de realizar el ejercicio les voy a contar como sucedió pues no quisiera influir en sus propias experiencias. En tal caso, hay que comunicarse con respeto y apertura. Es como desarrollar una relación con cualquier nuevo amigo y luego se puede ir entendiendo por que ese animal nos ha escogido. Algunas formas de honrar su presencia es: colgando fotos de tu animal de poder, dibujándolo, leyendo sobre su hábitat, adquiriendo o haciendo alguna figura del tótem, haciendo donaciones a organizaciones de vida salvaje, bailando como si fueses tu animal de poder e imitando sus movimientos. Una vez que sabes usar la medicina de tu animal de poder, abrirás una conexión con los reinos de otros animales. No hay una limitación a un animal de poder y pueden cambiar con el tiempo de acuerdo con la evolución de la persona. Y aunque hay tótems que permanecerán fuertes y fundamentales en tu vida, puedes tener inclusive un tótem diferente por un día. La clave es conectarse fuerte y totalmente con por lo menos uno. Así que empiecen a notar los animales que surgen en sus sueños e investiguen más sobre el animal que aparecerá hoy en su proceso.

Bibliografía
Ted Andrews: Animal Speak
Sams & Carson: Medicine Cards

Technorati Tags: