Alvaro Noboa:
Esta es la pregunta del millón y por seguro no solo se la hace Álvaro Noboa pero todos sus asesores así como seguidores. Se dice que por necio, se dice que por no escuchar a sus asesores y otros dicen porque sus asesores simplemente se confiaron. Aquí un par de análisis interesantes:

A Noboa le fallaron el discurso la estrategia... y abusó de la fe

Para Yanine Zambrano, analista de comunicación, el discurso de Noboa se fue desmitificando. “No solo lo de sus políticas laborales, su historial de juicios, la incongruencia de su plan de vivienda, sino él mismo”, asegura.

Cree que el hecho de llegar a un lugar para orar, entregar microcréditos y sillas de ruedas se convirtió en un “disco rayado” que de tanto repetirse se cayó ante los ojos de los electores. “Medios como las radios fueron descuidados, mientras el otro candidato aparecía en todas”, sostiene.

Zambrano asegura que el tema de la religión también incidió en los resultados electorales. “En los sectores populares la gente se indignaba ante la uso de la religión, de la fe y de los rituales”.

En el Prian la evaluación de las elecciones es diferente. Wilson Sánchez, director del partido en Guayas, asegura que la derrota se debió a la campaña sucia que tocó temas como la relación de Noboa con sus hermanos, la repartición de la herencia, los problemas laborales de sus empresas.

A su criterio, el silencio del candidato frente a los ataques no fue una falla. “En política no todos los ataques deben ser respondidos. Apelábamos a que la gente se diera cuenta de que no eran la realidad”. En un momento de la campaña Noboa decidió no entrar “en el pico a pico” con Correa, pero 20 días después entró nuevamente a la disputa y dijo que le había hecho daño quedarse callado. Algunos analistas aseguran que ese silencio hizo que Correa ganara terreno.

Sánchez reconoce que en la segunda vuelta faltó impulso a las directivas provinciales para apoyar la candidatura, “incluso a las autoridades electas como los diputados”. La estrategia del Prian fue trabajar en las provincias donde Noboa ganó en la primera vuelta, y lograr la votación total de esos electores. Según Sánchez, no se necesita recorrer los 219 cantones del país para lograr la Presidencia. Eso explica quizás por qué Noboa hizo pocos recorridos, a pesar de que Correa recorría hasta cinco cantones en un día.

Tres días antes de la elección, el asesor político de Noboa, Luis Eladio Proaño, habló también de los efectos de la campaña sucia contra el candidato. Al evaluar la segunda vuelta no consideró un error que el candidato hubiera definido como estrategia simplemente subir a la tarima para “agradecer” a los votantes, e inmediatamente después organizar “cierres” de campaña en varias localidades. “Lo que tocaba era agradecer el favor de quienes votaron por el candidato y el deseo que tienen de volver a hacerlo”.

A criterio de Antonio Tramontana, experto en ‘marketing’ político, faltó sintonía con el electorado. Dice que si bien Noboa ganó por las propuestas de la primera vuelta, en la segunda los ofrecimientos no fueron ampliados.

Oferta y demanda liquidó a Noboa, aseguró jefe de campaña de Correa

Con la frase, "Si tú conquistas a tu pareja con regalos, serás esclavos de ellos y el día que no puedas dárselos, pues tu amor te dejará abandonado", calificó Vinicio Alvarado, jefe de campaña de Rafael Correa, al fracaso del candidato Álvaro Noboa.

En diálogo con Citynoticias (89.3 FM Guayaquil), Alvarado sostuvo que la campaña del candidato Álvaro Noboa se convirtió en el regalo y la oferta, lo que restó credibilidad a las promesas del empresario como convertir ciertas provincias en Disneylandia, al igual que quiso hacer con el comercio donde sostuvo ofertas similares.

"Llegó a un momento de tal exageración que pierden credibilidad. Duplicar el bono de desarrollo humano de 15 a 30 dólares y el otro candidato dice que la va a subir a $36; o el precio de sustentación de las sacas de arroz va a hacer de $30 y el otro de $35, o sea, llega un momento que se pasa a la fantasía y la promesa creíble", dijo.

Según Alvarado, las contradicciones en el mismo partido Prian acumularon mayores elementos de falta de credibilidad en el candidato Noboa. Por ejemplo, la diputada Sylka Sánchez, señaló que iban a reestructurar la actual Corte Suprema de Justicia (CSJ), luego aparece en escena Castro Dáger, ex titular de la "Pichi Corte", por más que el candidato presidencial se esforzó por decir que no tocará la corte.

"Los calificativos de comunistas, de ser aliado de las FARC, de Chavista que le hizo a Lucio Gutiérrez en las elecciones anteriores las volvió a repetir con el candidato Correa. Entonces al poner eso en escena los niveles de credibilidad bajan sustancialmente", acotó.

Vinicio Alvarado, quien es director de la agencia Creacional y ex compañero de estudios de Correa, ganó un concurso entre varias compañías publicitarias que presentaron su oferta a Alianza PAÍS.

Alvarado -quien es periodista- ha colaborado en varias campañas, como las presidenciales del roldosista Abdalá Bucaram (1987), el socialcristiano Jaime Nebot (1996) y la del democratapopular Jamil Mahuad (1988), además de diputados y dignidades locales de algunas provincias.

Fragmentos tomados de El Comercio, El Universo