6) LA INTERCULTURALIDAD, DERECHO Y OBLIGACION

En el pleno del 16 de julio del 2008, con 98 votos a favor, uno negativo, de pie, por más de un minuto aplaudimos:

"Es derecho y obligación de toda persona y comunidad participar en una sociedad que aprenda a interactuar entre culturas. El Estado está obligado a promover el diálogo intercultural en sus dimensiones étnicas, de género, generacionales, físicas, sexuales y geográficas. El aprendizaje será democrático, intercultural, incluyente y equitativo".

La mañana del 18 de julio se conoció que Alexis Mera, por el el kichwa y por la obligación de la interculturalidad, expresaba "no puede ser que me obliguen a redactar los decretos en kichwa, Rafael algo habla de kichwa, pero yo no". Cuando me lo dijeron creía que era una calumnia, pero lo del de kichwa, luego se informó del Presidente. El 23 de julio, hubo la negociación de transacción sobre la mención del kichwa, pero se olvidaron de la obligación de la interculturalidad,

En el libro que reparte Cordero, aparece:

Art.28 "Es derecho -le quitan lo de "obligación"- de toda persona y comunidad interactuar entre culturas y participar en una sociedad que aprende. El Estado promoverá el diálogo intercultural en sus múltiples dimensiones".

¡Qué miserable y pobre redacción!. Grave burla a la interculturalidad, derecho y obligación de todos los ecuatorianos, sólo queda como derecho de personas y comunidades indígenas.

Las circunscripciones territoriales

Pero, no sólo eso. Se reconoce los derechos colectivos de las nacionalidades, comunidades y pueblos indígenas, en Sierra y Oriente, así como de las comunas de la Costa, por el Art.57. Se les concede derechos territoriales, para recuperar sus tierras ancestrales y hasta crear y aplicar su propio derecho, aun con limitación de actividades militares, por encima de cualquier expectativa de autonomía.

Pero, en el Art.257 se limitan esos derechos a las llamadas circunscripciones territoriales, desde parroquias hasta provincias "conformadas mayoritariamente" por esos colectivos, "luego de una consulta aprobada por al menos las dos terceras partes de los votos válidos", incluyendo los que no son miembros de ese colectivo mayoritario. Por último, requerirán la ley "que establecerá las normas de conformación, funcionamiento y competencias de estas circunscripciones", condición agregada al final del Art.257.

Uno de los actores de la reivindicación indígena explicó su versión de la dimensión de las tierras ancestrales:

"Quizás un 15% en la Costa - sobre todo por las comunas en Santa Elena, Manabí y Guayas- cerca del 40% en la Sierra y más del 80% en la Amazonía".

Le observé a Fernando Cordero - y expuse a la Asamblea- la preocupación jurídica en la aplicación de la justicia indígena. Yo había planteado por escrito, la expresión "entre sus miembros", bajo el pensamiento de sus territorios ancestrales que no deben condicionarse a la división política administrativa del Estado, inclusive hay los de sectores de frontera. No fue aceptado por el pleno. Todos escucharon mis palabras.

Un rato después, me llamó Cordero, le expliqué la razón de mi preocupación. No es posible que un mestizo transeúnte sea juzgado bajo una justicia que no conoce. El Presidente de la Asamblea me dijo que no me preocupe y que lea el artículo de ordenamiento territorial, ahora Art.257. En la práctica habrá algunas parroquias, no sé si algún cantón, en Sierra y Oriente, en la Costa, creo que ninguna, fue el comentario de Cordero.

Intento de agravio a los pueblos indígenas, no sólo en la nueva redacción de lo intercultural del Art.28, sino también en la distorsión del Art.257 que los limita a circunscripciones territoriales, dentro de la división política-administrativa, que es del Ecuador mestizo e intercultural, con requerimiento de ley especial.


7) COMUNICACIÓN Y PRENSA

En una sesión de trabajo, alguien de Alianza PAIS, formuló la frase:

¡ Cuánto poder de la prensa, no hay un periodista preso!. Justo era al día siguiente de que el Presidente Correa se presentó en uno de los medios ahora ocupados por la AGD.

El comentario de uno de los presentes fue ¿Y por qué el Presidente no llevó las órdenes de detención?.

Retomado el diálogo, fui enfático, tanto la propiedad de los medios, como el ejercicio del periodismo, merecen todo respeto, dentro del marco de la Ley, que nunca puede ser acomodada para las circunstancias.

Afectar a medios y a periodistas desde el poder, no los agravia a ellos, sino al conjunto social, cuyo derecho a informarse de diferentes fuentes independientes, no sólo la oficial, tampoco las de intereses privados.

EL ESPECTRO RADIOELECTRICO

El texto del Art.408, dos primeros incisos, nunca se aprobó, ni se reconsideró, ni se observó, ni se informó, con la mención del espectro radioeléctrico:

"Son de propiedad inalienable, imprescriptible e inembargable del Estado los recursos naturales no renovables y, en general, los productos del subsuelo, yacimientos minerales y de hidrocarburos, substancias cuya naturaleza sea distinta de la del suelo, incluso los que se encuentren en las áreas cubiertas por las aguas del mar territorial y las zonas marítimas; así como la biodiversidad y su patrimonio genético y el espectro radioeléctrico.

Estos bienes sólo podrán ser explotados en estricto cumplimiento de los principios ambientales establecidos en la Constitución. El Estado participará en los beneficios del aprovechamiento de estos recursos, en un monto que no será inferior a los de la empresa que los explota".

Se llama espectro radioeléctrico, al bien de uso público que se usa y no se consume -por lo tanto no puede calificarse de renovable o no renovable- en que se ubican las ondas electromagnéticas de trasmisión de voz, sonido, imágenes, con los equipos apropiados, cuya regulación la tiene el Estado, autorizando el uso por bandas y tiempo. De hecho, pueden haber trasmisiones piratas, con montaje en frecuencias autorizadas a otras personas. Telefonía, televisión, radiodifusión, radio trasmisión comercial y aficionada usan el espectro radioeléctrico. En su esencia y naturaleza nada tienen que hacer con recursos naturales renovables o no renovables, con la biodiversidad o el patrimonio genético, a que se refiere el Art.408.

Es evidente que la inclusión fraudulenta del 24 de julio, por los duendes del entorno presidencial, fue para chantajear e intentar amilanar a los medios de comunicación.